RUTAS GASTRONÓMICAS  DE  EXTREMADURA

Tenemos una gran tierra, llena de contrastes en sus paisajes y diversidad en su gastronomía

En Extremadura se producen alimentos de una calidad extraordinaria, contando esta región con diez Denominaciones de Origen y dos Indicaciones Geográficas Protegidas.  

El componente gastronómico se ha convertido en los últimos años en uno de los alicientes principales para visitar un territorio o hacer turismo, y en este sentido, la región extremeña tiene mucho que ofrecer, pudiendo cumplir con las expectativas de los paladares más exigentes.

Aprovechando las buenas materias primas que nos ofrece Extremadura, se crean distintas rutas gastronómicas centradas en productos artesanos y de gran calidad, como son el aceite, el vino, el ibérico y el queso. Estas rutas muestran al visitante y al propio habitante las experiencias gastronómicas propias de cada comarca, pudiendo combinarlas con actividades de naturaleza y/o culturales y teniendo como resultado un gran abanico de posibilidades que conjugan la gastronomía típica y tradicional con los recursos naturales y culturales de la región.

Las rutas gastronómicas llevan implícito el aspecto etnográfico e histórico abarcando los procesos artesanos y tradicionales de elaboración de cada producto, pudiendo mostrar al turista o visitante la importancia de todo el proceso, desde la obtención de las materias primas, pasando por los las distintas fases y procesos de elaboración, para acabar degustando exquisitos manjares.

Estas rutas son la forma idónea de conocer un territorio y sus tradiciones, a la vez que disfrutamos con todos los sentidos de experiencias de gran valor cultural, natural y por supuesto, gastronómico.

En siguientes posts os daré información de cada ruta en concreto incluyendo algunas de las actividades y experiencias que se pueden realizar y que engloban alojamientos, actividades, restaurantes, empresas productoras, etc.

¡¡Descubre Extremadura a través de un viaje por su gastronomía!!